martes, 25 de noviembre de 2014

Acuarelas Ao Ar

Igrexa Ex-colexiata de Santiago de Cangas

  Muchas veces el trabajo como ilustrador te lleva a encerrarte durante temporadas en tu estudio creando tus propios universos. Y aunque es un trabajo tranquilo y apacible, a veces ese sedentarismo se vuelve monótono; por eso siempre que el tiempo lo permite me gusta salir a dibujar al natural para poder entrenar un poco el ojo y la mano, y ya de paso poder respirar algo de aire fresco. A veces te sientes tan valiente que incluso te armas con tu estuche de acuarela para darle un poco de color a esos apuntes rápidos (bueno, a veces no tan rápidos :-) En la segunda lámina, además, probé a marcar los perfiles con tinta china negra aplicada también con pincel.
  De esos momentos al aire libre, estas dos muestras de los rincones de Cangas.

Praza da Deputación En Cangas