martes, 24 de marzo de 2015

A Caixa


   Cuando estamos en la Caja pensamos que todos nuestros problemas son a causa de los demás, nos convertimos en víctimas y ensalzamos nuestras virtudes al mismo tiempo que nos centramos en los defectos de los demás y los exageramos.
   Entramos en la Caja cuando nos auto traicionamos, cuando no seguimos las bases de nuestra moral; no nos sentimos bien y, por lo tanto somos infelices metidos en ella. La salida está en nuestro interior, sincerándonos con nosotros mismos y con los demás.

Bosquexo de A Caixa